Erizo común


Este artículo inicia una serie sobre los mamíferos más fáciles de observar de Fortanete (lo cual no quiere decir que todos ellos sean fácilmente observables). Seguirá el orden tradicional de la Sistemática, que empieza por los grupos de aparición más temprana. De modo que empezaré por un Insectívoro.

Los Insectívoros son pequeños animales adaptados a una dieta a base animales de talla pequeña. Tienen dientes con cúspides muy agudas y dedos con garras. De este orden derivan los demás mamíferos placentarios, entre ellos, nuestro grupo.

El representante que he elegido es el erizo común (Erinaceus europaeus), porque las diminutas musarañas y los subterráneos topos son difíciles de ver. Del erizo dicen las gentes de pueblo que donde lo hay, no hay ratas. El lector perspicaz verá luego si esto tiene base o no.

Es de dimensiones medianas, con cola y extremidades cortas y pies grandes con callosidades plantares. Presenta una línea transversal ininterrumpida que separa la frente de las púas de la cabeza y una mancha oscura del ojo al extremo del hocico. Las orejas están parcialmente ocultas por el pelo, siendo pequeñas y redondeadas, y más cortas que las púas de la cabeza.

Durante el día suele reposar en nidos situados bajo piedras, masas de vegetación espesa o montones de leña. Es activo del crepúsculo al alba, desplazándose con rapidez en busca de alimento.

Es omnívoro, alimentándose principalmente de invertebrados, pero también puede comer ranas, lagartijas, serpientes, pájaros, ratones y crías de rata jóvenes, bellotas, bayas e incluso carroña.

Hiberna de octubre a marzo o abril. Al terminar la hibernación, abandona el refugio y se desplaza, generalmente muy lejos, en busca de un territorio de caza.

La época de reproducción empieza en abril y dura hasta el final del verano. En esta época, las hembras no abandonan su territorio y los machos las visitan. Hay una o dos camadas con un período de gestación de 35-40 días. Las crías nacen sin pelo, con púas blancas y blandas y un peso de 12-25 g. Las púas definitivas aparecen a los cuatro días y los ojos se abren a los 14-18 días. Alcanzan la apariencia adulta a las tres semanas y son activos al año.

El mecanismo defensivo de enrollarse en bola hace que tenga pocos enemigos naturales, siendo los principales las zorras y los perros. La única manera de forzarlos a desenrollarse es ponerles en contacto con agua. Se dice que las zorras les orinan encima, pero dudo que la tibia orina les afecte. ¿Alguien lo ha probado?

El erizo no es especialmente abundante en Fortanete como en zonas de arbolado de hoja caduca. No es difícil ver uno pues por desgracia es muy frecuente encontrarlos aplastados en las carreteras.

© Julio Loras Zaera
Profesor Francho de Fortanete


Julio Loras Zaera
QR Code
Licencia Creative Commons
Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies