Julio Loras Zaera

fortanete

Profesor Francho de Fortanete A la luz de la ciencia. Biología y asuntos humanos

Al parecer, Darwin tenía razón contra los darwinistas (y 2)

La hibridación interespecífica puede dar lugar a nuevas especies híbridas con un genoma mezclado, reproductivamente aisladas de las parentales y formando poblaciones estables genéticamente diferenciadas. Los principales tipos de formación de especies híbridas son por duplicación cromosómica (poliploidía) o sin multiplicación de los cromosomas (homoploidía). En el primer caso, el complemento cromosómico se duplica, con lo que, aunque los cromosomas procedentes de las especies parentales se comportan correctamente en la meiosis (divisiones celulares previas a la gametogénesis, con resultado de migración de los miembros de cada par de cromosomas a un gameto diferente) y la reproducción no presenta poblemas, los híbridos no pueden dar descendencia con las especies parentales, por la diferencia en el número de cromosomas. Es relativamente frecuente en plantas, entre las cuales hay varias especies alopoliploides, es decir, con carotipos constituidos por complementos cromosómicos de las especies parentales.

Cuando se da homoploidía, no se produce multiplicación del complemento cromosómico, siendo los híbridos mosaicos de las especies parentales, lo mismo que sus cromosomas en los gametos por intercambios de alelos entre cromosomas en la meiosis. Esto se da ene el caso de especies con cariotipos similares. En estos casos, el aislamiento reproductivo será más difícil, puesto que se parte de dotaciones cromosómicas similares.

Para el establecimiento de una especie híbrida es necesario el aislamiento reproductivo. Este puede surgir de una variedad de situaciones, básicamente clasificadas como barreras prezigóticas y barrreras postzigóticas. Las primeras evitan la formación del zigoto y van desde barrreras preapareamiento a incompatibilidades de los gametos. Las segundas tienen lugar por inviabilidad del zigoto, del embrión o de las crías o baja aptitud de las mismas. Estas barreras pueden establecerse dependienndo del ambiente o independientemente del mismo.

La formación de especies híbridas significa la aparición de un nuevo genoma mezclado que se somete a la selección. La introgresión introduce nuevas variantes en una especie por recepción de genes de otra, variantes que sufrirán selección. Tanto en un caso como en el otro, se dan recombinaciones entre alelos procedentes de diferentes especies, recombinaciones que son la base de esas nuevas variantes.

Sin saber nada de los genes, esto es lo que intuía Darwin cuando confería mucha importancia a la hibridación como fuente de nueva variación. El conocimiento actual sobre los híbridos interespecíficos vindica a Darwin frente a las primeras generaciones de sus seguidores. Y yo creo que no se han agotado todavía los temas en que Darwin tenía razón frente a sus seguidores de la Síntesis Moderna.

Abril de2020

Licencia Creative Commons
QR Code
Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies